viernes, 22 de febrero de 2013

VALORES RELIGIOSOS


TEMA:  VALORES RELIGIOSOS                      
LOGRO: DISTINGUIRA LOS VALORES RELIGIOSOS COMO PROPIOS DE LA ESPIRITUALIDAD DEL SER INDEPENDIENTEMENTE DE SU CREENCIA

VALORES RELIGIOSOS

Son las apreciaciones de las relaciones del hombre con la una divinidad determinada por su propia sociedad y que abarcan una serie de creencias y comportamientos con los cuales se quiere significar la unión de las personas con la divinidad.  Se refiere por los tanto a las creencias y las prácticas dirigidas a la divinidad y surgen igual que los demás valores como un producto de la estructura social, de la influencia por parte de otras culturas y de la forma como cada pueblo acepte o rechace esta influencia.

Estos valores permiten conformar una institución clasificada dentro de las instituciones básicas.  Los valores religiosos son pues universales, es decir se presentan en todas las sociedades, se diferencian en la forma de concebir la divinidad, en los ritos que le dirigen, en las pautas de comportamiento ordena hacia ella.

La pregunta del sentido de la vida

En la vida de las personas ocurren muchas cosas que nos resultan inexplicables pero que nos impactan de una manera especial. La amistad a toda prueba de un amigo, la relación con la persona que quieres, una enfermedad o un accidente, la muerte de un amigo... son cosas que ponen en interrogante nuestra manera de ver la vida. En tales situaciones, preguntarse por el sentido de la vida es una muestra más de que la vida hay que tomársela en serio, pues no es nada fácil permanecer indiferente o impasible en circunstancias así.

Hablando en general, podemos decir que hay dos tipos de respuesta a estas situaciones. Hay quienes acuden a la condición dramática del ser humano para justificar su desesperación o su esperanza en que algún día el progreso sabrá dar respuesta a lo que ahora nos resulta inexplicable. Existen otras personas, para quienes estos interrogantes suponen una muestra más del misterio que hay en toda vida, sin rechazar por eso lo que la ciencia y la razón significan de posibilidad humana. A este segundo tipo de gentes pertenecen las personas religiosas, abiertas al misterio con tal confianza y convicción que cuesta pensar que no experimenten algo real.

Numerosos comportamientos, elementos culturales y artísticos por doquier son testimonio de la actitud de dichas personas que en su insistente búsqueda de la felicidad se han topado con ese misterio que dicen percibir y que otros muchos no ven, o piensan que es pura quimera o invención. En este sentido, función de la religión es dotar de sentido al mundo y a la vida del hombre; dar salida a esos interrogantes que ponen de manifiesto los límites en los que se desarrolla la existencia. Por eso decimos que la religión conecta con la pregunta por el sentido que remite a la trascendencia entendida como apertura y compromiso de realizar posibilidades humanas.

Concepto de religión:
El fenómeno religioso se ha dado históricamente en todas las civilizaciones, pero es un fenómeno sumamente complejo. Hay muchas personas que no se consideran religiosas y se comportan como tales, celebrando las fiestas y ritos de las diversas religiones sin otorgarles por ello sentido religioso alguno. Hay otras ocasiones en las que una actividad humana, como el deporte, la política o el arte, se comporta como si de una religión se tratase, erigiendo sus propios dioses a los que encumbra y rinde culto y ofrendas, con sus ritos y sus lugares apropiados para la manifestación de los mismos.

Toda esta diversidad de manifestaciones nos lleva a partir de un concepto de religión para saber de qué hablamos. Si partimos del significado de la propia palabra, sabemos que religión proviene del término latino religio como sustantivo del verbo religare que significa atar, sujetar o vincular. Por eso, una primera posibilidad es entender la religión como un conjunto de creencias y prácticas que expresan la vinculación del ser humano con un ser o seres superiores y que congrega a quienes las comparten en una comunidad que se llama iglesia.

Como esta vinculación del ser humano se da como relación que pretende otorgar un sentido pleno, podríamos completarla diciendo que es " un hecho humano 'específico' que tiene su origen en el reconocimiento por el hombre de una realidad suprema, la cual confiere sentido último a la propia existencia, al conjunto de la realidad y al curso de la historia" ( M. Velasco).

Definida de este modo, la religión es la relación del hombre con Dios junto con todo aquello que alimenta dicha relación. Una relación que se manifiesta como adoración y veneración, reconocimiento y respeto sin que ello suponga pasividad o despreocupación por todo lo relacionado con nuestra realidad. Es, pues, un fruto humano que afecta a la persona en su globalidad y que se ha canalizado en formulaciones muy diversas.

LAS PRINCIPALES EXPRESIONES RELIGIOSAS

La expresión de esta relación que constituye la experiencia religiosa ha tenido formas muy distintas de configurarse a lo largo de la historia de la humanidad. La religión ha influido en la sociedad y en la economía; pero también la organización social y económica ha provocado cambios y evoluciones en las propias manifestaciones religiosas.

Si tenemos en cuenta esta mutua influencia podemos hablar de varios modelos o formas sociales de religión que en las grandes religiones pueden aparecer simultáneamente. Destacamos las siguientes:

a.- animismo: Es la forma religiosa más antigua. En ella, el ser humano reconoce un alma a todo lo que le rodea. Los animales, ciertos fenómenos naturales, los astros, etc, poseen parte de ese espíritu general (dios) que late en ellos y son, por ello, manifestaciones de ese dios. El hombre percibe esta pertenencia a través de los sueños, la memoria y otras experiencias. En general, los politeismos (adoración a más de un dios) son de origen animista.
b.- Totemismo: Es la expresión religiosa más común en las sociedades en las que el clan, el grupo o la tribu lo son todo para el individuo. Los tótem (figuras en madera o piedra) representan a la propia tribu y no a un espíritu o a un dios. Por eso, dependiendo del predominio de unos símbolos u otros sabremos el tipo de sociedad que nos encontraremos. Si predominan los símbolos relacionados con la guerra o con el sol, estaremos ante sociedades de predominio masculino; mientras  que si los que predominan son símbolos relacionados con la agricultura o la luna, tendremos comunidades en las que lo femenino ejerce cierto poder e influencia.

c.- Religiones místicas: Son formas religiosas que parten del reconocimiento del valor negativo, o escaso al menos, del mundo y de la naturaleza. De ahí su insistencia en las prácticas de ascesis, de renuncia o de sufrimiento como condición necesaria para alcanzar la salvación (felicidad plena). A cambio, se alcanzará una unión cada vez más estrecha con lo Absoluto que otorga la inteligencia verdadera y la paz. Generalmente son expresiones religiosas relacionadas con el Extremo Oriente (Hinduismo, Budismo...).

d.- Religiones proféticas: Lo determinante de estas expresiones es la relación personal con lo divino, expresada fundamentalmente en el compromiso con la historia, cuidando y mejorando el regalo de Dios (doctrina de la creación). Esto explica la importancia de la vivencia religiosa en comunidad ya que la salvación (felicidad plena) se encuentra a través de los demás, alcanzando así gran importancia la comunidad de los creyentes. El Mazdeísmo, judaísmo, cristianismo o el Islam son sus principales manifestaciones.

e.- Religiones nacionales: Es una modalidad de las religiones proféticas que insiste de modo exagerado en el camino comunitario hacia Dios, hasta tal punto que establece una identidad absoluta entre una determinada comunidad, pueblo o nación y su dios particular. De esta manera, una comunidad natural o política, se convierte en una comunidad trascendente y de salvación, identificando así pertenencia religiosa con pertenencia a un pueblo o viceversa. Algunas concepciones del sionismo en la tradición judaica, los fundamentalismos islámicos y ciertas comprensiones del cristianismo en la historia occidental han sido sus principales expresiones.

d.- Religiones universales: Son expresiones que ponen de relieve el carácter personal de la relación con Dios, quedando así superada la necesidad de una comunidad nacional o de fronteras definidas. Son religiones supranacionales y con voluntad de universalidad. (Cristianismo, Islam, Budismo...).

TRABAJO EN CLASE

1.    De acuerdo al texto como definirá religión?
2.    Elabore un mapa conceptual sobre las principales expresiones religiosas
3.    Mediante la lectura del texto el sentido de la vida, trata de descubrir algunas actitudes básicas que suelen adoptarse en situaciones determinadas
4.    Expón algunos pros y contras de cada uno de estos modelos
5.    ¿Te identificas con alguno de estos modelos o no? En cualquier caso, aduce las razones que te llevan a elegirlo o rechazarlo.
6.    ¿Qué relación tiene los valores morales con los valores religiosos?

TRABAJO EXTRA CLASE

a)    Defina con sus palabras los siguientes términos: Dios,  Alma, Pecado, Cielo, Vida después de la muerte, Resurrección, Demonio, Infierno, Reencarnación
b)    Relaciona estos datos con la definición de religión:
c)    ¿Te parece que cuadran o no, con la definición propuesta?  por qué?.
d)     ¿Ves alguna relación entre estos elementos religiosos y la pregunta por el sentido?
e)    ¿Crees que influyen estas creencias en la manera que tienen los jóvenes de plantearse esta cuestión?

EVALUACION

Se hará escrita y de manera individual

BIBLIOGRAFIA

SARMIENTO, Victor.  Notas del Curso “Filosofía e historia de las religiones”
J.L. Villalaín y otros, La sociedad española de los 90 y sus nuevos valores. SM, Madrid 1992, 43)



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada